Lo importante no es llegar a la cima,
sino disfrutar el camino.
Deja que tus pasos gocen lo andado,
no pises las hojas de otoño
ni las flores del campo...
Mira las nubes, el azul soleado,
el campo verde, los trigales dorados,
y todo lo bello que tus ojos abiertos
te van regalando.
Elda

sábado, 8 de agosto de 2015

Greguerías

Las greguerías son textos breves semejantes a aforismos, que generalmente constan de una sola frase expresada en una sola línea, y que expresan, de forma aguda y original, pensamientos filosóficos, humorísticos, pragmáticos, líricos, o de cualquier otra índole. Se considera un género creado por Ramón Gómez de la Serna... según Wikipedia

-El meandro de un río pensaba: ¡Cómo me gustaría ser recta!-

-El amor bajo la luna es igual que bajo el sol, pero más oscuro-

-A la flor del lilo le gustaría ponerse morada… como la mora-

-Para que la muerte se produzca, hay que estar vivo-

-Si te desenchufas de la vida, nunca darás luz-

-Con tu huevo y el mío podemos hacer una tortilla de dos-

-Si las falsas amistades volaran, el cielo estaría siempre nublado-





martes, 16 de junio de 2015

¡Ay morena morena!


Ay morena morena
pelo azabache
y piel canela,
ojos negro aceituna
de amapola tus labios
cimbreando el talle
como ninguna.
Manola de día
Rocío de noche
dejas tu arte
con tal derroche,
que los mozuelos 
de la plazuela
se vuelven locos
y te jalean.
Ay morena morena
pelo azabache
y piel canela,
mueves la falda
con tal gracejo
que el viento juega
con tus volantes
rizando el suelo.
Ay tallo verde, 
ay tallo verde
son esos brazos 
cuando los mueves,
y si te ciño 
a mi cintura 
me vuelve loco
tu compostura.
Ay morena morena
pelo azabache
y piel canela
derrochas arte
quitando penas.






viernes, 24 de abril de 2015

Insomnio

Lo mejor de esta noche de insomnio
es que se hará de día, 
y saldrá el sol por donde salga
pero que salga,
que tengo la piel lacerada
de tanta vuelta en sabanas vacías.
La noche, soledad implacable
donde las palabras gritan
y no habla nadie,
Voces en los oídos,
ruido en el pensamientos,
y ojos que se hacen los dormidos,
son enemigos del corazón
que late de nerviosismo.
Grande será la mañana
cuando los pies cansados
del peso de la noche insomne,
caminen tratando de disfrutar
lo que se presente, 
que tampoco será mucho
pero será…
Y volverá la noche
con la luna en la ventana,
y cerraré las persianas
de mis ojos, de mis oídos
y narcotizaré mi alma
para dormir un sueño profundo
soñando que sueño sueños
donde me hables tú…
y no los pensamientos,
demonios que bailan en mi mente.








sábado, 11 de abril de 2015

Tus versos

Fuego en mi corazón arde
llenando de lindos versos
mis solitarias tardes.
Tu poesía en mis labios yo quisiera,
para derramar en mis oídos
melodías de primavera.

Brotan como truenos tus pensamientos,
y relampagueas el papel
con brillantes sentimientos
haciendo de tu pluma...
mariposas volando en los sueños.

miércoles, 18 de marzo de 2015

Letras de una noche aburrida



Vi reflejada la luna
en una imagen del monte
se desplazaba muy lenta
buscando en el horizonte.

Quería encontrarse al sol
para lucirse tan bella
con su cabello plateado
como la mejor estrella.

Coqueta se miró en el río
cuando el alba despuntaba
con sus ojos entristecidos
pues su luz ya se apagaba.

Mañana será otro día,
cuando la noche se haga
vendré vestida de luces
para cuando el sol salga.

El sol tampoco salió
las nubes se lo impidieron
a la luna no se la vio
triste se quedó el cielo.

Hace frío está nublado
la lluvia en los cristales
y yo me voy a dormir
sin rollos sentimentales.

******
La primavera el paisaje altera

Un vestido de hojas verdes, flores blancas y rosáceas, son las primeras en cubrir como manto las ramas desnudas de los árboles, ¡qué encanto!.
Hacía el cielo miran, deseosas que les de la luz y caliente el sol en sus venas, donde la sabia, tan sabia, hará su recorrido con premura desde los pies a la cabeza, de estos brazos de la tierra.
Se abre la peridermis, dando paso a un retoño de hoja que se irá desarrollando hasta alcanzar su tamaño.
Este milagro ocurre en la primavera, la que siempre se ha dicho que la sangre altera, y no puede ser menos que se altere en la naturaleza, ofreciéndonos frondosos paisajes y maravillosas sombras para el calor veraniego, y regalándonos a su vez,  parte del oxigeno que respiramos.
Los árboles son tan hermosos, que la primavera los adorna con esmero y cariño, y les da todo lo que precisan para lucir su belleza, hasta que llega la estación que los vuelve a desnudar, como desnuda el cuerpo humano, de su hermosura primaveral.






lunes, 16 de marzo de 2015

Divagando

Mujer pensando / Woman thinking Óleo Lienzo OtrosMujer pensando / Woman thinking

¡Qué cosas tiene la vida!. Cuando eres joven te la pasas diciendo: 
Sino trabajara, haría esto y aquello; si tuviera dinero, iría a este sitio, al otro… me pasaría la mayoría del tiempo viajando. Si fuera más barata la piscina, iría todos los días que pudiera… Y resulta, que pasa la juventud, y ahora ya dispones de más dinero y de mucho tiempo. ¿Qué pasa?, ¿por qué no viajas tanto si tienes todo el tiempo del mundo?, ¿por qué no vas a la piscina que a esta edad es casi regalada?, pues ¿por qué va a ser?, porque ya no tienes las mismas ganas, ya solamente te dedicas hacer actividades, que encima pagas para obligarte a ir, porque sino tampoco irías por pereza. ¡Ay Dios mío, siempre quejándonos! y la mayoría de las veces sin razón.
Lo que sabemos los mayores con certeza, es que cuando tenemos una cosa, queremos otras, y nunca se pueden tener todas juntas.
Yo sin ninguna duda, regalaría todo el tiempo que me sobra junto con el exceso de mis años, y como se suele decir: lo pasado, pasado.
¿Qué tal si tuviéramos otra vida para rectificar lo transformable de la primera…?  

viernes, 20 de febrero de 2015

Libertad

Prisionero en su propia jaula, cantaba como los pajarillos que veía en el árbol desde su balcón. Su espíritu alegre volaba mientras la melodía salia de su compañera, aquella guitarra que en su tiempo le había regalado la mama por su cumpleaños.
Echó la vista atrás en el tiempo, y entristeció su corazón. Se encontraba arropado con los mimos de su madre. Un día paseaban por las calles de su bella ciudad, y en un momento que soltó su mano, se perdió, pero se agarró al cordón umbilical y enseguida se encontraron. Todo lo que recordaba de su vida estaba de una manera u otra aferrado a la mujer que le dio la luz.
Murió la posesiva mujer y el cordón se rompió para siempre. El hijo quedó preso en su propio espacio sin poder romper los hilos de su jaula, con un gran miedo a los espacios abiertos donde se encuentra tremendamente privado de su libertad....

<%= display_title =>

lunes, 19 de enero de 2015

Atrapada


Entró en la profundidad de otro mundo, a mil años luz de ella; un lugar que sin duda no le pertenecía.
Jardines llenos de flores exóticas, trenes en estaciones de un solo nombre, personas permanentes, otras tantas que iban y venían con ojos locos, sonrientes, amables en su actitud.
Se quedó un tiempo observando, participó con  imperfectas manualidades, desconfiada, atorada, sin saber cual eran, después de un tiempo sus pensamientos, atrapados por el alubión de otros fantasmagóricos, desmesurados, surrealistas que le regalaban piruletas.
Sus colores se apagaron poco a poco; definitivamente no era su sitio.
Quiso salir, pero uno de sus pies había echado raíces en el fango azul de ese lugar misterioso, donde la realidad estaba tapada por un velo de ilusión y  la fantasía se hacía dueña de los colores de un arco iris falso, donde sin ser, todo era bueno.
Estaba saturada, pensando como sacar el pie, y creyó haber llegado a la solución. ¿Cortó las raíces a pesar del dolor?.
Creo que estaba a punto de alcanzar el borde, casi tocaba la realidad con sus luces y sombras donde todo se aclaraba, pero, algo sintió que le impedía seguir.
Todavía le falta el gran salto, y por fin, logrará volver a su mundo donde podrá ser libremente pragmática.

sábado, 10 de enero de 2015

Diferente melodía

En la soledad que perturba mi silencio,
he vuelto a oír el violín a lo lejos.
No llega con la misma melodía,
la escucho desordenada, 
enredada en el viento
y no atrapa mi corazón
como lo hizo en aquel tiempo,
cuando cargada de notas suaves 
oía tu nombre afinado por el clavijero,
y es que de no pronunciarlo
en mi pensamiento se va diluyendo
como la nieve al calor del fuego.
¡Oh ilusión de hombre, cómo te has difuminado
en la nebulosa de mi pensamiento!,
pronuncio y pronuncio tu nombre
y la melodía no oigo 
desde que tus palabras,
arañaron mis sentimientos.